Estamos en la recta final del año 2016 y llega el momento de plantearse como rebajar el impuesto a pagar por IRPF del presente año.

Al igual que otros años, las aportaciones a Planes de Pensiones nos permiten reducir la base imponible, siempre que no se sobrepase el límite de 8.000 euros, ni que la cantidad aportada sea superior al 30% de la suma de rendimientos de trabajo y de actividades.

Adicionalmente, si el cónyuge no ha tenido rentas superiores a 8.000 euros, se podrá aportar también a su favor 2.500 euros anuales.

No es un ahorro fiscal absoluto, sino un diferimiento en el impuesto ya que en el momento del rescate habrá que tributar por ello. Aún así, resulta interesante sobre todo para las rentas más altas, debido al elevado tipo de tributación que soportan.

Hemos de recordar que se ha introducido la posibilidad de rescatar aportaciones de planes de pensiones con una antigüedad mínima de 10 años a contar desde 1 de enero de 2015, por lo que los primeros rescates podrían realizarse a partir de 1 de enero de 2025.

 

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies