Mediante esta nota aprovechamos para informaros de las novedades fiscales recogidas en la Ley 11/2013 de 26 de julio, de medidas de apoyo al emprendedor y de estímulo del crecimiento y de la creación de empleo, en la que se establece un marco fiscal más favorable para incentivar tanto la creación de nuevas empresas como a aquellos que quieran iniciar una actividad como autónomos, reduciendo la carga impositiva durante los primeros años de ejercicio de una actividad.
De entre estas medidas destacamos:

• Para entidades creadas a partir del 1 de enero de 2013, en el Impuesto de Sociedades, se establece una reducción del tipo impositivo a un 15% para los primeros 300.000 euros de base imponible, y a un 20% para el exceso de la base. Se aplicarán dichos porcentajes en el periodo impositivo en el que la sociedad tenga una base imponible positiva y en el periodo impositivo siguiente.

• Para aquellas personas que inicien su actividad como autónomos en el año 2013, en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas se establece una reducción del 20% sobre los rendimientos netos de dicha actividad económica durante los dos primeros años del ejercicio de la actividad en el que el rendimiento neto resulte positivo.

Esperamos que resulte de utilidad.

ABT Asesores Legales Y Tributarios

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies