En la actualidad es posible constituir una SL de forma muy rápida, realizando la mayoría de trámites por vía telemática desde la propia notaría.

El problema es que en estos casos se utilizan unos estatutos estándar, que en la mayoría de casos se remiten a lo que dice la ley y que no siempre se adaptan a las necesidades de los socios.

Por ejemplo:

  • Puede que, en algunos casos, a los socios les interese aumentar las mayorías para tomar acuerdos.
  • O puede que, en otros casos, les interese regular la transmisión de participaciones de forma distinta a como lo establece la ley (por ejemplo, exigiendo que los socios tengan preferencia de adquisición en cualquier transmisión).

Si se plantea constituir una SL y no tiene una necesidad imperiosa de hacerlo de un día para otro, planifique el contenido de los estatutos con tiempo, para evitar futuros conflictos.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies