Si vives en una vivienda alquilada, quizás tenga la posibilidad de aplicar una deducción por arrendamiento de vivienda aunque está ya ha sido eliminada.

En concreto, los inquilinos que firmaron su contrato antes de 2015 y que disfrutaron de la deducción por alquiler (de hasta el 10,05% de las rentas satisfechas), pueden seguir aplicándola en el IRPF de 2015. Aunque a partir de 2015 dicha deducción se ha derogado, en estos casos se mantiene, tanto mientras dure el contrato como en sus prórrogas.

No obstante, esto será así siempre que no se introduzcan cambios sustanciales en el contrato de alquiler:

  •  Si se firma un nuevo contrato de alquiler, la deducción ya no será aplicable.
  • Y lo mismo ocurrirá si, aun manteniéndose el contrato inicial, se introduce alguna modificación sustancial (por ejemplo, si se
    sustituye uno de los inquilinos o se modifica la renta).

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies