La Sala de lo Social del TSJ del País Vasco reconoce por primera vez en nuestro país el derecho de una investigadora contratada para realizar un proyecto de investigación a indemnización de 20 días por año en vez de los ocho previstos una vez finalizado el contrato. La sentencia pese a considerar que el contrato de investigación suscrito por las partes, equivalente a un contrato para obra o servicio determinado de más de tres años de duración, era de carácter temporal, eleva la indemnización de ocho días a veinte días por año entendiendo que la indemnización debe ser la misma que la que tendría un trabajador fijo despedido por causas objetivas.

Frente a la posibilidad de que se produzca un incremento de demandas individuales solicitando una indemnización por cese de contrato de interinos y otros trabajadores temporales, se aboga por un necesario cambio legislativo de la normativa aplicable.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies