Son bastante habituales las ocasiones en las que tras la venta o compra de un inmueble, una vez pasado el tiempo, llega el recibo de IBI y hay conflicto entre comprador y vendedor por ver quien es el obligado a pagarlo.

Según la ley, en el año en que se transmite el inmueble, el obligado a satisfacer el IBI es quien sea su propietario a 1 de enero. Es decir, que el obligado sería el vendedor o transmitente.

No obstante, los tribunales consideran que, si la escritura de compraventa no dice lo contrario, el vendedor tiene derecho a exigir al comprador la parte proporcional de impuesto por los días del año todavía no transcurridos.

Así pues, si adquiere un inmueble y no quiere sorpresas, verifique que la escritura dice expresamente que el vendedor asume el pago del IBI del año de la venta y que, por tanto, no puede repercutirle la parte proporcional de dicho impuesto.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies