Si ha constituido una empresa recientemente, sepa que tiene ventajas fiscales.

Constituir una nueva empresa o iniciar una nueva actividad como empresario individual tiene ventajas fiscales:

• Si ha constituido su empresa a partir de 2013, sepa que podrá pagar menos por Impuesto sobre Sociedades en el primer ejercicio en el que obtenga beneficios y en el siguiente. En este sentido, sólo tendrá que tributar al 15% por los primeros 300.000 euros de beneficio y al 20% por el resto (diez puntos menos que las pymes) en ambos ejercicios.

• En caso de que haya iniciado una actividad como persona física en estimación directa del IRPF, tendrá derecho a disfrutar de una reducción del 20% sobre los rendimientos netos del primer año de actividad en el que obtenga resultados positivos y en el siguiente.

Maximice su Ahorro
Si todavía no ha constituido su sociedad ni ha iniciado una actividad pero tiene previsto dar el paso, plantéese esperar a principios de 2014 para hacerlo.

De este modo, si el primer año ya obtiene resultados positivos, éstos serán más elevados, lo que le permitirá reducir más su tributación tanto en el Impuesto sobre Sociedades como en el IRPF.

Eso sí, tenga en cuenta que para poder disfrutar de estos incentivos deben cumplirse ciertos requisitos. Por ejemplo, para aplicar el tipo reducido en el Impuesto sobre Sociedades, es preciso que la actividad que desarrolle sea nueva y que el socio mayoritario no la haya estado desarrolando durante el año anterior a la constitución.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies