Ha sido notable el revuelo que ha supuesto el pronunciamiento del Tribunal de Luxemburgo acerca de la aplicación indebida de la cláusula suelo por parte de las entidades financieras. De esta forma, los bancos se verán obligados a devolver a los titulares de los préstamos hipotecarios con cláusula suelo el importe íntegro de las cantidades pagados por aplicación de esta cláusula, desde el inicio del contrato.

Pues bien, acerca de estas devoluciones que pueden recibir los afectados, la Dirección General de Tributos se ha pronunciado y ha afirmado que dichas cantidades no tendrán efecto tributario de forma directa, pero si que puede suponer tributación de manera indirecta.

Nos explicamos. Las devoluciones recibidas por este concepto no constituirán renta sujeta a IRPF.

Ahora bien, en caso de que el contribuyente aplicara en su día deducción por vivienda habitual por esas cantidades abonadas en concepto de hipoteca, estará obligado a regularizar la situación tributaria añadiendo las cantidades indebidamente deducidas de más. Esto obligará bien a incluir estas cantidades en la renta de este ejercicio, o bien presentar complementarias de años anteriores.

Igualmente, si la entidad financiera pagara intereses al afectado por esas cantidades pagadas de más, Tributos considera que, al tener carácter indemnizatorio, supondrá una ganancia patrimonial que habrá que incluir en la renta correspondiente.

Con lo cual, en caso de haber recibido cantidades por este concepto es necesario su estudio con detalle, dado que aunque a simple vista no tiene porque tener efectos en la renta, de manera indirecta sí que puede generar algún tipo de tributación.

 

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies