El pasado día 11 se ha publicado en el BOE el Real Decreto-ley 3/2012, de medidas urgentes para la reforma del mercado laboral, que han entrado en vigor el 12/2/2012. Entre las mismas vamos a destacar aquellas que tienen una incidencia fiscal:

1.- Incentivos fiscales por contratos de trabajo por tiempo indefinido de apoyo a los emprendedores.

• Deducción de 3.000 € para el primer contrato de trabajo concertado por una empresa, con los siguientes requisitos:

– Se realice con un menor de 30 años
– Se formalice por escrito
– Contrato por tiempo indefinido y a jornada completa
– Que la empresa tenga menos de 50 trabajadores en el momento de la contratación
– Se mantenga al trabajador 3 años

• Además, si contrata desempleados beneficiarios de una prestación contributiva por desempleo, que llevaran cobrando al menos 3 meses, podrá deducir fiscalmente el 50% de la prestación por desempleo que tuviesen pendiente de cobrar, con un máximo de 12 mensualidades.

– El importe de la deducción, que se fija al inicio de la relación laboral, no se modificará por circunstancias posteriores
– Al inicio de la relación la empresa requerirá al trabajador un certificado del Servicio Público de Empleo donde se exprese la prestación por desempleo pendiente
– Este segundo incentivo está condicionado a los mismos requisitos que el primero, incluido el del mantenimiento de los empleados

2.- Indemnizaciones exentas por despido o cese del trabajador

Como el artículo 7.e) de la Ley del IRPF establece la exención de las indemnizaciones por despido o cese del trabajador, en la cuantía establecida con carácter obligatorio en el Estatuto de los Trabajadores, en su normativa de desarrollo o en la normativa reguladora de la ejecución de sentencias, cualquier alteración de la cuantía obligatoria supone una modificación en la exención de estas percepciones.

Por lo tanto, como ahora, por ejemplo, por el artículo 18.Siete de este Real Decreto-ley se modifica la indemnización por despido improcedente de 45 a 33 días por año trabajado, reduciendo el número máximo de mensualidades a percibir de 42 a 24, estos nuevos límites serán los de la indemnización que disfrute de exención. Hay que tener en cuenta también que la Disposición Transitoria quinta prevé, para los contratos formalizados antes del pasado día 12, que la indemnización por despido improcedente se calcule a razón de 45 días por año trabajado hasta ese día y a 33 a partir de ahí, con un máximo de 720 días de salario, excepto que solo por el cómputo de los años a 45 días se sobrepasara ese límite, en cuyo caso actuará de límite ese cómputo y, como mucho, 42 mensualidades.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies