Desde el 1 de enero de 2017 el plazo para remitir las facturas a los clientes se acorta. Así que existe un nuevo plazo para la remisión de las facturas, aplicable cuando el destinatario de la misma sea un empresario o profesional que actúe como tal.

A partir de este año la factura deberá remitirse antes del día 16 del mes siguiente a aquél en que se haya producido el devengo del Impuesto, es decir, desde que se haya realizando la entrega del bien o prestado el servicio. Hasta ahora, este plazo era de un mes desde de la fecha de expedición de las facturas.

Podéis leer como queda dicha modificación del artículo 18 del Reglamento de facturación en el siguiente enlace: Art. 18 RD 1619/2012.

 

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies