Con el cierre definitivo del año 2015 y preparación y aprobación de las cuentas anuales de la sociedad, es común que los socios se planteen la posibilidad de repartir los beneficios obtenidos (o al menos parte de ellos).

Pues bien, antes de hacerlo asegúrese de que cumple algunos requisitos previstos por la ley:

  • Por un lado, antes de trasladar el beneficio a los socios es probable que deba destinar parte de ese beneficio obtenido a cubrir la reserva legal, a cubrir reservas estatutarias o a compensar pérdidas de ejercicios anteriores.
  • Asimismo, si su empresa tiene activados gastos de I+D, o posee un fondo de comercio, también es posible que deba destinar parte de sus beneficios a constituir las reservas indisponibles que la normativa exige en estos casos.
  • Igualmente, si su empresa se ha acogido a las nuevas reducciones por reserva de capitalización y por reserva de nivelación aplicables en el Impuesto sobre Sociedades, también deberá destinar una parte de sus beneficios a dotar las correspondientes reservas.

Una vez cubierto estos aspectos, podrá aprobar en Junta de Socios la distribución de dividendos, los cuales llevarán retención (19%, y que obliga a la sociedad a presentar el modelo 123), ya tributarán en su renta del 2016 al tipo del ahorro (entre el 19% y el 23%, según los nuevos tipos aprobados para 2016).

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies