Una de las novedades que ha introducido la Reforma del Impuesto sobre el Valor Añadido en la Ley 28/2014 de 27 de diciembre, es la ampliación de los supuestos de la denominada “regla de inversión del sujeto pasivo” (que supone que la condición de sujeto pasivo se hace recaer en el que compra el bien) a la entrega de determinados productos, añadiendo una letra g) al número 2. º del apartado Uno del artículo 84, de la Ley de Iva.

Se indica en la misma, que se  aplicará la Regla de “Inversión de sujeto Pasivo”  a las entregas de los siguientes productos:

– Plata, platino y paladio, en bruto, en polvo o semilabrada; se asimilarán a los mismos las entregas que tengan por objeto dichos metales resultantes de la realización de actividades de transformación por el empresario o profesional adquirente.

– Teléfonos móviles (celulares) y los de otras redes inalámbricas. Exclusivamente por lo que se refiere a los teléfonos móviles

– Consolas de videojuegos, ordenadores portátiles y tabletas digitales.

.
Lo previsto en estos dos últimos guiones solo se aplicará cuando el destinatario sea:

a) Un empresario o profesional revendedor de estos bienes, cualquiera que sea el importe de la entrega.

b) Un empresario o profesional distinto de los referidos en la letra anterior, cuando el importe total de las entregas de dichos bienes efectuadas al mismo, documentadas en la misma factura, exceda de 10.000 euros, excluido el Impuesto sobre el Valor Añadido.

A efectos del cálculo del límite mencionado, se atenderá al importe total de las entregas realizadas cuando, documentadas en más de una factura, resulte acreditado que se trate de una única operación y que se ha producido el desglose artificial de la misma a los únicos efectos de evitar la aplicación de esta norma.

La acreditación de la condición del empresario o profesional a que se refieren las dos letras anteriores deberá realizarse con carácter previo o simultáneo a la adquisición.
Las entregas de dichos bienes, en los casos en que sean sujetos pasivos del Impuesto sus destinatarios conforme a lo establecido en este número 2. °, deberán documentarse en una factura mediante serie especial.»

Deberá constar en la factura que el sujeto pasivo del Impuesto es el destinatario de la operación, mediante la leyenda “inversión del sujeto pasivo””, a partir del 1 de enero de 2015, cuando proceda la aplicación del artículo 84.Uno.2º.g) de la Ley del Impuesto.

En Resumen:

Si entregas o transformas alguno de los bienes anteriormente mencionados, deberás solicitar la justificación de que el comprador es empresario o profesional (revendedor o no), hacer una factura sin IVA, con una numeración especial y en la que figure “Inversión del Sujeto Pasivo”. Serán entregas exentas.

Será el Sujeto Pasivo que reciba esa factura, el que tendrá que hacer el ingreso de la cuota de  IVA, así como se aplicará la deducción que le corresponda.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies