Cuando se constituye una sociedad entre dos socios es habitual que éstos quieran hacerlo al 50%, sobre todo si ambos van a trabajar en la empresa y a aportar el mismo capital.

No obstante, constituir una sociedad al 50% comporta riesgos:

  • Dado que ningún socio tiene mayoría, en caso de conflicto entre ellos la sociedad no podrá tomar ningún acuerdo.
  • Y si esta situación se mantiene, el administrador estará obligado a convocar una junta para disolver la sociedad (o a solicitar la disolución al juez).

Por eso, es aconsejable evitar este riesgo. Puede hacerse, por ejemplo, asignando a uno de los socios una participación levemente superior al otro, o dando entrada a un socio minoritario de confianza que pueda evitar esas situaciones de bloqueo.

Si los socios insisten en constituir la sociedad al 50%, otra opción es firmar un pacto de socios que regule cómo solucionar las situaciones de bloqueo que se puedan producir.

 

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies